3 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 3 LinkedIn 0 Email -- 3 Flares ×

El timbal, características constructivas

timbal-característicasComo se ha podido estudiar, elementos constructivos como la caldera y el pedal han tenido mucha importancia en el desarrollo de este instrumento. Sin embargo el timbal se compone de otros muchos de igual de importancia. Debido a que existen diferentes tipos de timbales, en este apartado se va a tratar la descripción detallada de sus elementos constructivos comunes y de igual modo los elementos que los hacen diferentes unos a otros.

Caldera

La caldera se ha establecido como la caja resonadora del timbal, por la que se proyectan los sonidos. A parte del desarrollo dimensional tratado anteriormente, los fabricantes investigaban con diferentes formas, materiales y grosores. Hoy en día, el material más común utilizado en la fabricación de este elemento es el cobre, sin embargo existen otros materiales como la fibra de vidrio o el aluminio que son menos pesados y más baratos, aunque proporcionan una calidad sonora más baja. Recientemente se ha descubierto que el cobre martilleado proporciona un sonido mejor que el cobre liso, pero su coste es mucho más caro. Siguientemente, existen actualmente dos tipos de caldera, una es la parabólica y la otra de forma hemisférica. La primera suele tener un sonido más oscuro y la segunda un sonido más brillante. Ambas tienen que ser lo más perfectas posibles- aunque estén martilleadas- ya que la superficie superior donde va colocado el aro que permite el reposo del parche, debe estar totalmente uniforme y circular, ya que su calidad tonal puede verse afectada y ser menor e impura.

En tercer lugar, el grosor también influye en el sonido final. Un grosor más delgado proyecta un sonido brillante, mientras que el grueso proporcionara un sonido más apagado y oscuro. Normalmente suelen utilizarse el mismo grosor dentro de los diferentes timbales que componen un set completo. Sin embargo ocasionalmente bajo decisión personal de timbaleros experimentados, se suele variar el grosor entre timbales, dándole un grosor más delgado a los timbales más pequeños y uno más grueso a los graves.

Por último, la caldera puede estar sostenida por diferentes mecanismos. Hoy en día lo más común es que este suspendida en un anillo, el cual está sujetado a unos soportes o brazos tirantes que unen la base del timbal con la superficie superior o aro de la caldera. Esta sujeción es cara pero ofrece unas calidades sonoras mejores, la resonancia y el tono es superior. También existen otros métodos de sujeción validos aunque no ofrecen las mismas prestaciones que el anterior. Estos son el trípode básico- Aunque este se utiliza más cuando el timbal no tiene pedal de afinación- y la base atornillada.

Finalmente, aunque la caldera sea indispensable en un timbal y actualmente no se pueda concebir sin ella, otros fabricantes no admitían esta teoría. Adolphe Sax, gran inventor de instrumentos musicales, era de la opinión de que el caldero producía un efecto perjudicial sobre el de la piel, de la manera de sujetarla y de su tamaño. De acuerdo con esa teoría construyo sus timbales sin carcasa y sus timbales cromáticos.

 Aro

Es el elemento colocado en la superficie superior de la caldera y en él se suspende el parche. El aro esta perforado por 6 u 8 agujeros- todos a la misma distancia proporcional- donde van los tonillos que tensan el parche a la caldera.

Existen distintos tipos de aros, según el sonido que se quiera obtener. El primero es uno más afilado y no curvo, el cual producirá un sonido más claro y articulado. El segundo es aro curvo, proyectando menos articulación y sonido menos claro. De nuevo algunos fabricantes suelen cambiar aros dentro de un mismo juego de timbales- a decisión personal- dependiendo del sonido que se quiera obtener de ellos.

photo credit: katerha via photopin cc

Download PDF