4 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 2 LinkedIn 2 Email -- 4 Flares ×

Cuando Colón llegó a América siempre se ha dicho que descubrió un nuevo mundo, en realidad, lo descubrió, lo colonizó, y destruyó aquellas culturas que allí habían nacido, crecido y que daban autenticidad al lugar.

Música prehispánica

El tiempo anterior a la llegada de Colón, se le llama época Pre-Hispánica, como siempre la Historia la escribe quien gana.

Antes de la época pre-hispánica, allí había muchas culturas con sus propias denominaciones, como son: la cultura Azteca, Mixteca, Zapoteca, Tolteca, Otomi, Totonaca, Tarasca y Maya.

Estas tenían su singular manera de organizarse, de emocionarse, de educar, de vivir,… crearon impresionantes monumentos arquitectónicos, utensilios de cerámica, tenían sus mitos, sus leyendas y también su música única y particular, la música prehispánica que vamos a conocer.

La música, la danza y la poesía siempre iban unidas en la música pre-hispánica

La música que existió antes de que llegaran los españoles a América servía tanto para los momentos de goce, como para los momentos de combate.

Crearon melodías para disfrutar en las fiestas, para llevar el compás en las ritos y marcar el tempo en las guerras. La música era considerada un arte que complacía a los dioses para que estos les ayudaran a obtener buenas cosechas, velaran por su salud, les diera lluvias y les premiara con conquistas.

Tantos beneficios creían que les reportaba la música que los músicos profesionales, tenían una relevancia social importante y gozaban de privilegios civiles.

La política musical azteca exhimía de pagar tributos a los músicos profesionales y ocupaban un lugar superior en la jerarquía de los templos. Eran condecorados con un cordel distintivo que se colocaba en la cabeza con unas puntas colgando sobre el pecho, originariamente se llamaba mecátl.

Pese que ocupaban un nivel superior en la jerarquía de las sociedades, los músicos estaban al servicio de los grandes señores.

El sonido de los instrumentos prehispánicos.

Para saber cómo era aquella música pre-hispánica, las investigaciones se centraron en los restos arquelógicos, las pinturas, y en los restos de instrumentos musicales encontrados. Y también en algunas crónicas que realizaron los hispanos, aunque estas informaciones ya eran una interpretación personal sirvieron para intuir cómo hacían sonar su música.

En 2013 en Colonia Roma, se reunieron los principales investigadores de la música prehispánica, la conferencia titulada ¿Existe la música prehispánica?, dió a luz interesantes informaciones sobre cómo era el sonido auténtico de cada instrumento.

Los expertos determinan que los instrumentos prehispánicos se pueden agrupar en dos conjuntos: los de percusión y los de aliento. Dentro de los instrumentos de percusión se pueden encontrar los idiófonos y membranófonos. Y entre los de aliento están los aerófonos.

Los idiófonos:

Los idiófonos son los instrumentos musicales que generan el sonido a través de su propio cuerpo al vibrar.

Algunos ejemplos son el chicahuaztli, suena con un golpe que se va reproduciendo indirectamente. Existen de varios tamaños, formas y colores, según se usen para venerar a sus dioses y diosas.

El ayauhchicahuaztli, era una tabla de sonajas que procuraba la lluvia. Este idiófono evidenciaba que tenían unos conocimientos musicales superiores, pues reproducían sonidos afinados con intervalos de segunda mayor, tercera mayor, o menor, cuarta o quinta.

El teponaztli hecho de tronco de madera ahuecado, con dos lenguas que forman una H. Se tocaba con dos baquetas de punta de hule.

Teponaztli

Los aerófonos

Los aerófonos son los instrumentos de aire de entre ellos destacan los siguientes:

El Detrutuka es un enorme instrumento de tubo conductor del aire de 3-5 metros, construido con trozos de cañas unidos. En un extremo tiene una agujero para soplar, en el otro un trozo de cuero de cuerno o latón. Sus sonidos parecen, según los indígenas, como un quejido lejano.

La tarka es como una flauta de pico de madera blanda, tiene 6 perforaciones, y se usaba para las fiestas.

Los membráfonos

En los membráfonos el sonido es generado por la vibración de una membrana, mediante percusión, frotación o soplo.

Destacan: El bombo leguero, caja chaguera, el kultum…

La historia de la música en Mesoamérica

 

Flauta de huesoImagen de taringa.net

 

40.000-10.000 a.C

 

Silbatos y flautas de hueso

Reproducían sonidos similares a los animales, les servía para la cacería.

Este hecho les dió la certeza que los sonidos influían en el medio natura.

 

Caparazón de tortugaCaparazón de tortuga, imagen de taringa.net

10.000 a.C

Flautas de hueso, raspadores de hueso, corazones de tortuga y sartales de concha.

Descubrieron sonidos que nunca habían oído en el mundo natural.

Los instrumentos que producen un sonido nuevo que no existe en la naturaleza son asociados a la espiritualidad.

Nace la música que busca el contacto con los espíritus y con todo lo que no se ve pero les guía y les da soluciones.

Por ejemplo, para evocar la lluvia se usaban sonajas.

 

Trompetas de caracol

Trompetas de caracol.

http://tierradevientos.blogspot.com.es/

2500 a.C- 150 d.C

Silbatos y flautas con pequeños orificios hechos con el nuevo descubrimiento de la cerámica.

Antes ya existían estos instrumentos fabricados con materiales vegetales.

Trompetas de Caracol.

Las ceremonias y rituales y la nueva técnica de la cerámica incita la creación de estos instrumentos.

Las trompetas de caracol se usaban para llamar a grandes distancias, con ellas se pedía permiso a los ancestros para empezar a catar la cosecha.

 

 

Silbato de cerámica

 

 

Silbato de cerámica.

http://www.precolombino.cl/

1200- 300 a.C.

Sonajas, tambores, flautas y vasos silbadores instrumento de Tlatilco. Rellenadas con agua, producían sonido sólo con el movimiento, tenían una función ritual.

Instrumentos con formas de animales, aves, felinos, culebras.

Las figurillas de Tlatilco representan músicos con sonajas, tambores y flautas, lo que muestra la complejidad de las actividades musicales.

Formaba parte de su religión, pues los animales representados se consideraban seres divinos.

 

Conocer la música pre-hispánica nos une.

Conocer cómo eran aquellos sonidos, cómo formaban sus melodías y con qué fin usaban la música los habitantes de aquella tierra que un dia invadió Colón, nos une más a la cultura indígena.

Comprobamos que los rasgos que compartimos en la manera de concebir y vivir la música son en esencia los mismos.

La función principal de la música es crear una conciencia de grupo y unir a la gente para conseguir beneficios, coordinar, emocionar y pasarlo bien. Es así, en todas las culturas, y conocer la nuestra y compartirla con otras nos enriquece a todos/as.

¿Cómo suena la música folklórica de tu pueblo? Seguramente, tiene un ritmo que coordina los movimientos y unos tonos fuertes que emocionan.

Download PDF