0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

La música cubana es una de las más conocidas no solo en américa latina, sino en todo el mundo, su peculiar estilo lo ha hecho merecedor de un prestigio, el bolero es uno de los estilos de música que traspasó sus fronteras, Cuba es cuna de grandes músicos y cantantes que han sido grabados con fuego y sangre en los corazones de todos los amantes de la buena música, intérpretes como Celia Cruz han marcado un hito en la historia de la música latina, pero la historia de la música cubana encierra todo un compendio de influencias externas y muchos años cultura.

La música cubana tiene sus inicios en el siglo dieciocho y su formalización y desarrollo durante el diecinueve, pero su auge llega entre la década 20 y 30, donde es conocida internacionalmente, pero como en todas las culturas, en cuba la música tiene dos ramas, la folclórica y la abstracta, un estilo de música más compleja, donde se basa más en el arte que en cosas populares, esta última no fue muy difundida, se puede decir que fue casi ignorada por su complejidad, por ello internacionalmente no se conoce y en el mismo país no tuvo mucha aceptación de las masas, sin embargo la música folclórica o música popular cubana ha tenido gran repercusión por su vasta riqueza.

La música cubana y su historia

Esteban Salas fue el primer compositor que destaca en la historia de la música cubana entre los años 1725-1803, seguido por Juan París en los años 1759-1845, estos dos compositores destacan por su carácter litúrgico y vocal a las que se añaden algunos ejemplos de música sinfónica y de cámara de tipo simplista, la música folclórica cubana tiene sus raíces en las tradiciones musicales europeas, compositores como Orlando di Lasso, Victoria o Handel sirvieron de influencia en la creación de la música tradicional cubana, todas estas influencias y más hicieron que en el siglo diecinueve se escuchara por primera vez un sonido particular sin esas influencias europeas, sobre todo en el aspecto rítmico.

Las primeras muestras de este cambio surgen en 1803 con la contradanza “San Pascual Bailón” o la contradanza de Manuel Saumell, presentan un sonido verdaderamente autóctono y es a partir de aquí que la música cubana empieza su desarrollo y su camino en el arte musical de forma independiente, la riqueza de la música cubana viene del color instrumental y a la opulencia poderosa de sus patrones rítmicos, lo que lo hace de un ritmo muy contagioso.

La gran influencia de Europa en la música cubana.

Pero dentro de todo su marco histórico también cabe destacar como la música cubana ha ejercido una gran influencia en el desarrollo de la música de los Estados unidos, no muchos saben que la música cubana tuvo gran importancia en el desarrollo del jazz, el compositor Louis Moreau Gottschalk introdujo la música del caribe por Nueva Orleans, otra de las cosas que cabe destacar es que durante la década de los 20, 30 y 40 Hollywood sirvió de plataforma para dar a conocer la música cubana pero en un estado más banal y vulgar, ritmos como el son, la rumba y la conga tuvieron un gran apogeo y viajaron por el mundo entero.

Como se mencionó anteriormente la música caribeña tiene influencia externa, sobre todo de europea, tiene su influencia en el folclore musical español, los ritmos africanos que fueron llevados a cuba por los esclavos africanos, pero también aunque no es muy visible tiene influencia francesa, con las danzas de Rameau, aunque la mayor influencia lo obtuvo del folklore español, la música cubana se le atribuye el haber creado una colección asombrosa de procedimientos de fácil identificación como la rumba o la conga.

Es a finales del siglo dieciocho que la mezcla musical hispano-africana llega a ser una música bailable que lentamente va teniendo más adeptos y que poco a poco va quitando presencia a los ritmos europeos que en ese entonces era el entreteniendo fundamental de la nueva y emergente burguesía criolla, el compositor cubano Carlo Borbolla afirma que el tresillo cubano es el inicio de este nuevo ritmo que no es otra cosa que la primera mitad de un compás de dos por cuatro, anecdóticamente se dice que apareció como un error de músicos populares a la hora de interpretar una melodía y es de esta manera que aparece en cuba un ritmo bailable.

Ya en el siglo diecinueve la evolución del ritmo cubano era más que evidente, una música con un ritmo más bailable, que ya no tiene nada que ver con los ritmos europeos, muestra de ello son las obras de piano de Saumell y de Ignacio Cervantes ola música romántica de Nicolás Ruiz Espadero, empiezan a conocerse músicos cubanos como el pianista José Manuel (Lico) Jiménez, la pianista y compositora Cecilia Aritzi, la violinistas Claudio José Domingo Brindis de Salas o como José White, estos artistas llegaron a tener fama internacional.

Es el siglo veinte que la música cubana florece, es hasta los años de la Segunda Guerra Mundial los compositores cubanos crearon canciones, danzones, sones, boleros, guajiras, guarachas, pregones, sones montunos, guaguancós, cha cha chás, mambos, rumbas, congas y tangos congos, cantautores como Jorge Ankermann, María Cervantes, Manuel Corona, Osvaldo Farrés, Sindo Garay, Eliseo y Emilio Grenet, Miguel Matamoros, Benny Moré, Dámaso Pérez Prado, Rodrigo Pratts , Antonio María Romeu, Moisés Simons, y René Touzet , Celia Cruz, Willy Chirino, Paquito D'Rivera, Chano Pozo, Israel López (Cachao) y Gloria Estefan, son algunos de los que se les puede agradecer que los diferentes géneros de música cubana se hayan conocido mundialmente, todos estos cantantes y compositores cubanos han colocado a día de hoy a Cuba en la vanguardia de la composición musical universal, música cubana destaca por, procedimientos seriales, elementos aleatorios, medios electrónicos, formas abiertas, notación proporcional y gráfica, y medios de expresión post-seriales y post-modernistas.

En conclusión la historia de la música cubana es rica en ritmos, sonidos y sobre todo no solo es recibier la influencia externa, sino que también sirvió como influencia para un estilo de música que es muy conocido y tiene muchos seguidores como es el jazz, Cuba es la cuna de artistas como cantantes y compositores que han marcado historia en la música no solo de Cuba sino de todo el mundo, por ello no es extraño pensar que en ese país caribeño seguirán surgiendo nuevos compositores y artistas que nos hagan asombrar con nuevos ritmos pero con esencia de su propia cultura.

Download PDF