1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 1 Email -- 1 Flares ×

Cuando se aborda la historia de la percusión y de sus representantes más conocidos no se puede evitar pensar en un personaje que a todas luces se sabe que fue y que seguirá siendo el mejor percusionista que el mundo jamás ha conocido, hablamos del gran Giovanni Hidalgo, más conocido en el mundo artístico como “Mañengue”, esta es su historia.

El 22 de noviembre de 1963 en Puerto Rico nace un bebé a quien llamarían José Giovanni Hidalgo Journet, un integrante nuevo en una familia musical, empezando por el abuelo que tenía un talento extraordinario, en su casa nunca faltaban las fiestas, la música y la alegría de vivir y reunirse en familia, cada vez que el abuelo Nando tocaba el tambor eso se convertía en fiesta pura y la abuela no se quedaba detrás, mientras que el abuelo Nando tocaba el tambor, la abuela cantaba, si hablamos de los padres del pequeño “Mañengue”, se dedicaban profesionalmente a la música, su padre era el destacado conguero José Manuel "Mañengue" Hidalgo Allende y Celina Journet Toro.

Como era de esperar el talento musical corría por las venas del pequeño, crecer en medio de tambores, música y tanto talento hizo que a muy temprana edad floreciera en él eso que ya sentía ganas de salir fuera y asombrar a todo aquel que lo oyese, fue un niño prodigio y muy talentoso, a los tres años empezó a dar las primeras señales de que sería un músico extraordinario, con esas pequeñas manitas tocaba los cajones creando un ritmo musical que encandilaba a todos.

Su padre se convirtió en su maestro, le enseñó a esa corta edad a tocar los instrumentos de percusión, le encantaba sentarse frente al televisor y ver tocar a los grandes de aquel entonces como era Martín Quinines, conguero de "El Gran Combo", en "El Show de las 12" que emitía Telemundo. No tardaría mucho tiempo para que su familia decidiera que ese prodigio de niño tenía que ser oído por todos los puertorriqueños y porque no, por el mundo entero, así que a los siete años de edad hace su primera presentación en público en el programa que tantas veces desde más pequeño veía y el público no tuvo más que rendirse a sus pies, es allí donde se inicia un camino profesional muy largo para el pequeño "Mañengue".

El primer regalo de Giovanni Hidalgo

Relata el propio Giovanni Hidalgo que desde pequeño sintió pasión por los instrumentos de percusión, vivió en medio de ellos, primero tuvo inquietud por el bongó y la conga, sus dos primeras pasiones; más tarde el timbal, los güiros, los güícharos, tocaba esos instrumentos repitiendo canciones que iba oyendo, las copiaba, practicaba, era un niño feliz tocando, lo veía como un juego en donde se divertía mucho y no quería parar de jugar. Su primer juguete fue un barrilito de madera que su padre le regaló y el cuál recuerda con mucho cariño, con ese pequeño juguete el niño practicaba y mejoraba el golpe tan necesario para tocar los instrumentos de percusión.

La ciudad de San Juan era el escenario predilecto para el niño y muchos de los grandes músicos que se reunían y hacían grandes espectáculos, Giovanni al principio tocaba en un pequeño grupo llamado Latin Swing, que era de su padre de crianza, Penchi. En este grupo también tocaba uno de los integrantes del Gran combo, una orquesta de fama mundial, Papo Rosario. Giovanni empezó a tener más experiencia y sentirse como pez en el agua encima de un escenario, a los diez años fue descubierto por don Francisco, el padre de King quienes querían contratar al niño para su grupo que en un principio se llamaban Kimawí, pero que luego se convirtió en orquesta y se llamó King de los Santos, es con ellos que empezó a codearse con todos los timbaleros y percusionistas, conoció a Willito López que tocó con Jerry Rivera y con Bobb, Valentín, Gilbertito Santa Rosa, Anthony Carrillo, Tito de Gracia, y muchos más profesionales de la música y de cada uno de ellos el niño supo aprender algo, fueron años que para el pequeño adquiriera más experiencia.

Pero su inquietud por aprender a tocar instrumentos no quedó solo en los de percusión, aunque fuese lo que haría tan famoso, no contento con ello él quería aprender a tocar otros instrumentos, así que decide tomar clases de piano y cogió como maestro al “Felin”, uno de los integrantes de la orquesta Xavier Cugat, pero su fama como un joven talento percusionista se fue extendiendo como la espuma y habían muchos músicos haciendo cola por querer trabajar con él , más a delante, en el año 75 realizaría algunas presentaciones al lado Roberto Roena&ApolloSound y las orquestas de Mario Ortiz y Eddie Palmieri, entre otros, ya a los trece años formó parte de la encabezada por el sonero Luigi Texidor y en lo sucesivo tocaba con todos los músicos que le pidiesen colaboración, desde los que no tenían renombre hasta los más famosos, él no hacía distinción, lo único que quería era tocar.

Pero su inquietud por querer aprender más nunca lo dejaba de lado, entre los años 1979 y 1981 asistió como oyente al Conservatorio de Puerto Rico y formó parte del conjunto de percusión de dicha institución, pero su carrera musical no podía quedar solo en Puerto Rico, su talento y su inquietud por querer crecer más en la profesión lo llevó a mudarse donde los más grandes percusionistas tenían más oportunidades de triunfar, Estados Unidos.

Giovanni Higaldo, su etapa en EEUU.

Estados Unidos tiene una fuerte historia con la música latina debido al gran número de inmigrantes latinos en ese país, ya en los años treinta se hicieron notar algunos ritmos latinos provenientes de Cuba y de Puerto Rico, una década más tarde los ritmos latinos cobraron verdadera importancia con el Jazz, sobre todo la música del caribe, ciudades como Nueva Orleans y Chicago acogieron este nuevo género con agrado, llegando hasta nueva york, serían estas tres ciudades donde se afincaría la música latina y en donde se establecerían grandes artistas que tuvieron protagonismo en esta nueva corriente musical.

Es así como en el año 74 Giovanni Hidalgo, “Mañengue”, de la mano de su tío tito García emigra hacia California, convirtiéndose en su nuevo hogar, en donde conoce a varios artistas como Benny Velarde, Jorge Malo Santana, Peraza, Aguabella, Chepito Arias y muchos más, otra vez la vida le deparaba un gran futuro lleno de nuevas oportunidades y experiencias que el joven prodigio no dejaría escapar.

Los años siguientes no dejan de ser años de éxitos y de aprendizaje, de codearse con los más grandes y de mostrar a todo su talento y estilo personal a la hora de tocar, el niño empezó a crecer y ya con más años de experiencia a las espaldas, siendo un muchacho joven podía decir orgulloso que tenía un gran curriculum, que muchos músicos ya hubieran querido, fue descrito por muchos como “tocado por la mano de Dios”, porque el talento que tenía no era ni por asomo algo común, tenía un talento original y creativo, lo que los percusionistas hacían con boquetas, él lo hacía con sus propias manos, todo él era música, ritmo, sonido peculiar, era muy perfeccionista, para los entendidos en este género de música, reconocían esa perfección a la hora de tocar, sus dobles y triples redobles en que sin esforzarse lleva a cabo con sus propias nociones de la batería.

En una entrevista que ofreció a un periodista decía que tuvo mucha influencia de muchos grandes artistas desde muy pequeño como Tata Güines, Francisco Aguabella, Armando Peraza, RayBarretto y entre otros, pero que su artista predilecto era él, no tenía egocentrismo en sus palabras, solo decía la pura verdad, porque después de todo es el mejor percusionista latino que el mundo ha visto, su meta era conseguir unidad musical y armonía, y si escuchas sus álbumes se puede decir que lo logró.

Si hay una de las cosas trascendentales que dejó este gran artista fue su sello personal en el ritmo “BATACUMBELE”, su creador fue el percusionista Santurce Ángel Maldonado, más conocido como “cachete” Maldonado, es una mezcla de sonidos modernos del conjunto Irakerey al songo de los Van Van, mezclados con los ritmos tradicionales de Borinquén, como son la bomba y la plena, en resumidas cuentas que es la fusión del Jazz con los tambores africanos, los ritos santeros cubanos y un sonido caribeño.

A este ritmo musical entra Giovanni Hidalgo a dar su toque personal y conoció artistas de la talla de Eric Figueroa, quien sería su primer director musical, y otros artistas, pero quien marcaria en la vida de nuestro artista sería Changüito, él comenta en una entrevista que cuando conoció a este artista fue como si todo empezara a cobrar sentido, como si hubiera encontrado la respuesta del por qué con ese barrilito de madera que cuando niño su padre le regaló había practicado en casa durante todos esos años.

En definitiva se puede concluir que Giovanni hidalgo, “Mañengue”,es un intérprete sin igual, reconocido por artistas, colegas y entendidos de la música, su estilo personal tuvo influencia en diferentes estilos musicales, tenía una habilidad y una técnica que han sido admiradas por otros percusionistas, el jazz es otro de los géneros que un grande como él hizo suya y que dejó una huella difícil de igualar.

En 1992 fue profesor de Percusión Latina en el BerkleeCollege Of Music, en Boston, pero un año después tuvo que dejarlo debido a sus múltiples compromisos internacionales que imposibilitaban que pudiera cumplir con la responsabilidad de ser un maestro para las nuevas generaciones.

Es aun hoy en día que sigue maravillando, asombrando y encantando a todo aquel que lo escuche tocar su bongó, cual flautista de hamelin, tiene presentaciones en diferentes ciudades, si bien es cierto que sus numerosas presentaciones se encuentran entre Estados unidos y Puerto rico, su fama ha trascendido el Océano Atlántico y ha llegado hasta Europa donde también tiene presentaciones.

Tiene una extensa lista discográfica, entre personales y colaboraciones con otros artistas, entre las personales se encuentran:

  • “Villa Hidalgo” ( Messidor 15817 - 2 ), 1992 .
  • “Worldwide” (RMM/Tropijazz, CD - 81056 ), 1993 .
  • “Time Shifer” (RMM/Tropijazz, RMD - 81585 ), 1996 .
  • “Hand on Motion” (RMM/Tropijazz, RMD - 82053 ), 1996
  • “Hands of Rhythm” ( RMM, RMD-602828205324 ) 1997. Fue Nominado al Grammy.
  • “The Best of Giovanni Hidalgo ” ( RMD - 82257 ), 1998 . Recopilación.
  • “Best Friends” ( AJ Records 10222 ), 1999 .
  • “Traveling Throuh Time” ( GD Entertainment 001 ), 2000.

A la par que colaboraba en la grabación de otros artistas como Bobby Valentín & Orquesta, Mañengue &Samandamia, Kip Hanrahan entre otros muchos más, en la actualidad tiene una estrecha relación con la compañía LP, empresa dedicada a instrumentos de percusión, el artista es uno de los favoritos de la empresa para poner a prueba sus productos y nuevos diseños, es así como con la colaboración de Giovanni Hidalgo a probado instrumentos como las Congas, Bongos y Djembes Galaxy Giovanni LP, la Compact Conga LP, la versión clásica de las Congas Palladium.

LP fabricó una conga en su honor la Giovanni Compact Conga, es un tambor de mano portátil la novedad es que a pesar de su simplicidad ofrece el sonido autentico de una conga, ideal para ensayos y estudios de grabación, un diseño en la que el propio artista se involucró para conseguir ese resultado que esté a la altura de un artista como Mañengue, este instrumento ganó un premio de la prensa MIPA en la conferencia Musicmesse de Frankfurt, reconocido por representantes de las revistas de instrumentos como uno de los mejores instrumentos de percusión.

Giovanni Hidalgo sigue haciendo presentaciones y colaborando con artistas, ha hecho de la percusión su forma de vivir y el sentido de su vida, los amantes de la buena música latina solo pueden agradecer el tener la dicha de poder escuchar verdadero arte.

Download PDF