3 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 3 LinkedIn 0 Email -- 3 Flares ×

Si no has visto antes "Técnica de los timbales (Parte 1)" pincha aquí para leer la introducción.

Área de golpeo del timbal

Indiferentemente de la posición, el objetivo es que el golpeo sea de forma natural y relajada. Para lograr esto, cuando la mano golpea el parche debe estar a un ángulo que le permita que el mango de la baqueta este paralelo al suelo y que el impacto de la cabeza de esta, sea verticalmente.

Como norma general, el área donde debe golpearse se encuentra a una distancia del aro de 1/8 del diámetro. Sin embargo, también es necesario experimentar tocando fuera de este radio en particular, ya que produce un tono y color diferente que a veces puede ser útil en ciertos pasajes musicales.

Aunque esta indicación sirva como guía, cada timbal tiene cualidades diferentes: tamaño, forma, fabricante, etc., por lo que es necesario tomarse un tiempo para comprobar el lugar exacto donde se encuentra el mejor sonido, con gran resonancia y lleno de overtonos. Aún así, si hay que tener en cuenta que cuanto más cerca del aro se golpee, el sonido llegara a ser más nasal y débil; y cuanto más cerca del centro, este será apagado.

Finalmente, una técnica básica requiere de una exactitud al golpear el timbal con cada mano. Es muy importante que cada mano golpee siempre en el mismo lugar donde lo ha hecho anteriormente.

los-timbales3

Entonación y entrenamiento del oído.

Este es el aspecto más importante que define una buena técnica del instrumento. Desde el principio, es esencial entrenar el oído como cualquier otro campo técnico. Los objetivos básicos son: transferir notas escuchadas por otro instrumento hacia el timbal, adaptarse a la afinación de agrupaciones musicales como orquestas o bandas y corregir la afinación si es incorrecta.

Un buen control de este campo, determinará la condición de llegar a ser un buen timbalero en el futuro. Los tonos nunca están definidos, digerentes orquestas usan afinaciones a diferentes frecuencias, e incluso durante el transcurso de una pieza musical la afinación puede variar. Por lo tanto es muy importante llegar a ser versátil y tener un buen oído relativo para poder así, adaptarse a las demandas que se quieren en cada lugar.

Redoble del timbal

Se necesitan años y muchas horas de estudio para obtener un buen redoble, por razón este aspecto toma de nuevo gran importancia en la técnica básica y debe ser tratado desde el comienzo de su práctica.

El objetivo de un redoble es producir una nota pedal o sostenida como si de otro instrumento se tratase.

Técnica de dedos

El control  y uso de los dedos es una ayuda auxiliar en la técnica, aun así muy importante. Los dedos son muy útiles para ayudar al control de la articulación y para la creación de redobles.

Para empezar a desarrollar el uso de esta técnica, es importante tener un fulcro firme (sujeción entre la yema del dedo pulgar y primer falange del dedo índice). La firmeza del fulcro ayudara al rebote natural de la baqueta sobre el parche, y por consiguiente al uso de los demás dedos

Facultad del pedal del timbal

El desarrollo de la movilidad y la facilidad de usar el pedal debería ser estudiado pronto, para así no ser un obstáculo mental en el futuro.

Es esencial que el intérprete escuche siempre en su cabeza  las notas antes de usar el pedal. Esta técnica será fácil siempre y cuando exista una fuerte base construida en el campo auditivo. Los músicos deben desarrollar la sensación cines tética con sus pies en orden a reconocer las distancias que el pedal debe recorrer entre las notas. Esta sensación varia entre timbales, pero lo esencial es que el timbalero se haga familiar con los instrumentos que está usando.

photo credit: vxla via photopin cc (foto del timbal)

Download PDF