2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 2 Email -- 2 Flares ×

El continente africano, es rico en muchísimos aspectos, y aunque a veces resulta desconcertante ver los prejuicios y la ignorancia mantenida hacia estas maravillosas tierras, no podemos hacer continente. Por esta razón, los instrumentos de percusión son muy importantes para la más que cumplir con propagar y dar a conocer lo increíblemente importante que han sido para el resto del mundo, sus aportes, sobretodo en el ámbito cultural y musical. Es muy amplia la diversidad que encontramos entre las regiones de este vasto continente, pero a pesar de ello, han desarrollado a través del tiempo, una rica historia musical común. Uno de los aspectos comunes, que podemos observar como una característica particular, es el carácter rítmico que presenta la música africana a pesar de la diversidad cultural presente en este historia del origen de la música en África.

Existe una amplia gama de instrumentos en la música de África, los más conocidos son los membranófonos o tambores los cuales tienen muchas formas y tamaños diferentes. También existen instrumentos de otros tipos y difieren entre sí en su apariencia, los sonidos que emiten, los usos que le dan dentro de sus manifestaciones culturales, y el significado mitológico, religioso o simbólico que cada etnia le otorgue. De entre tanta diversidad de estilos e instrumentos, vamos a destacar en este artículo la campana o cencerro.

Las campanas o cencerros son instrumentos musicales clasificados como idiófonos, ya que el sonido que emiten proviene de la resonancia que proporciona su propio cuerpo, sin necesidad de contar con alguna cuerda, membrana o material extra. Este tipo de instrumento de percusión, juega un rol importante en la música africana, especialmente en las regiones del suroeste, y han sido utilizados en rituales como lo son los de adivinación, ya que marcan los ritmos que luego serán utilizados para interpretar los presagios, y otras ceremonias diversas pertenecientes a su cultura. Otra aplicación que también se le da es en el ámbito medicinal, ya que los curanderos hacen uso de las campanas para canalizar la fuerza de los espíritus sobre los cuerpos de los enfermos.

Existen varios clases de campanas, entre las cuales se encuentran: las campanas metálicas dobles, las campanas Gankeke, Atoke Kenken dunun, las campanas de racimo procedentes de Ghana, las campanas de tobillo, los cencerros, las campanas de bronce Frikywa de Nigeria, las tubulares y las campanas Agogo. A continuación, hablemos un poco de algunas de ellas.

Las campanas Gankeke

Es un tipo de campana de origen africano que consiste en un cuerpo acústico grande hecho de hierro. Para ejecutar el sonido de la campana Gankeke se utiliza una baqueta o palo de madera. El sonido emitido ha sido tradicionalmente utilizado para llamar a los espíritus de los antepasados, en incluso a los dioses.

Este tipo de campanas puede medir entre 20 y 50 cm, dependiendo del uso que se le vaya a dar, algunos se aplican en ceremonias luctuosas otros en actos de carácter religioso, con la finalidad de proteger a la aldea. Tenemos también el caso del Kpanligan, un músico que ejecuta la campana Gankeke como medio de comunicación entre el rey y sus súbditos.

El cencerro

En la actualidad, los cencerros son instrumentos de percusión hechos de cobre o acero, que son ejecutados con una baqueta de madera. Los sonidos producidos por el cencerro pueden ser:

  • Sonido agudo: para producir un sonido agudo en el cencerro es necesario golpearlo con la baqueta, en la parte más angosta de instrumento.
  • Sonido grave: se produce al golpear con la baqueta, la parte más ancha del cencerro.
  • Sonido abierto: Para conseguir que el cencerro emita un sonido abierto y amplio, es necesario sujetar el instrumento con ligereza, sin presionarlo.
  • Sonido cerrado: Se consigue presionado el cencerro con el dedo índice y medio.

Durante la ejecución de este instrumento musical, se puede conseguir emitir dos tipos de efecto:

  • Efecto rebote: se logra al aprovechar la misma energía cinética producida en el movimiento de la baqueta, para dejarla rebotar sobre el cencerro.
  • Efecto redoble: para conseguir este efecto, es necesario introducir la baqueta dentro del cencerro, moviéndola de tal manera que percuta las paredes internas de dicho instrumento.

Es indispensable destacar la importancia que tiene este instrumento en la música latinoamericana al ser combinado con otros instrumentos como los timbales, los bongos, o sets de percusión completos. Esto nos habla de la gran influencia de los instrumentos africanos sobre la música que se hace en el continente americano.

Las campanas tubulares

Las campanas tubulares es un instrumento de percusión compuesto por treinta y tres tubos metálicos hechos generalmente de cobre, los cuales se encuentran huecos por cada extremo y están suspendidos de un armazón. Para poder ejecutar las campanas tubulares es necesario utilizar uno o dos mazos. Con la finalidad de que cada tubo emita una nota distinta, cada uno de los tubos tiene una longitud diferente. Su gama estándar en cuanto a escala es de C4-F5, aunque muchos instrumentos profesionales alcanzan G5.

Las campanas Agogô

En el África occidental, existe un pueblo étnico-lingüístico conocido como los Yoruba, quienes a través de la historia han desarrollado una fascinante tradición musical relacionada con los instrumentos de percusión. Uno de esos instrumentos son las campanas Agogô.

El Agogô consiste en dos campanas metálicas unidas entre sí, que se percuten con la ayuda de una baqueta de madera. Su uso se destaca en la música africana, en el capoeira y la samba brasilera, en esta última se han llegado a emplear agogos de tres y hasta cuatro campanas. Es importante mencionar que la relación sonora entre las campanas se basa en una afinación de intervalos de cuartas.

La campana en el cristianismo

Las campanas como instrumento de percusión perteneciente al género de los idiófonos, fueron incorporadas entre los elementos prácticos de la Iglesia católica romana desde el siglo V, llamándola signum pues la tocaban en los templos con la finalidad de señalar el momento de realizar las misas y reuniones. Estas campanas eran al principio de pequeño tamaño, pero con el paso del tiempo, la evolución y el crecimiento de las ciudades, hizo necesaria la fabricación de ejemplares de grandes tamaños. Tradicionalmente han sido fabricadas de bronce, aunque también existen campanas hechas de hierro e incluso de oro.

De acuerdo con la forma que las campanas aplicadas en el catolicismo presentan, podemos dividirla en dos secciones:

  • La copa: generalmente es fabricada en bronce y tiene forma de copa invertida.
  • El bandajo: es un elemento que cuelga dentro de la copa, que está hecho de metal y cuyo movimiento e impacto en el interior de la campana, produce el sonido característico.

La manera en como pueda ser ejecutada la campana puede variar, es así como vemos que en el caso de las iglesias del mundo oriental, la tocan con una vara o una viga. En estas zonas evitan el uso de campanas que se balanceen en las torres, pues creen que pueden deteriorarlas.

En el caso de las campanas utilizadas en el mundo occidental, estas las hacen sonar a tirar de una cuerda, lo cual provoca un movimiento que hace que el bandajo golpee las paredes de la campana produciéndose, sus sonidos.

Cabe destacar, que en la liturgia católica, los sacerdotes pueden tener campanas de mano, a las cuales ellos llaman sanctus. Estos las hacen sonar durante la misa para marcar momentos especiales o durante la eucaristía, para indicar a los feligreses que la hostia y el vino, se acaban de transformar en el cuerpo y la sangre de Jesucristo. En algunas ciudades de Hispanoamérica, se conserva desde el colonialismo, la costumbre de que en las catedrales de cada ciudad, se reproduzcan distintos sonidos de campanas, para indicar la hora.

Fabricación:

En cuanto a la fabricación de las campanas, ha sido empleado de manera tradicional una aleación compuesta por 78% de cobre y 22% de bronce, dicha composición también se emplea en los címbalos chinos y turcos. En algunos templos católicos de Inglaterra, se emplearon aleaciones de acero, esto durante el siglo XIX.

Afinación:

Debido a que en el proceso de fabricación de las campanas, se le otorgan dimensiones exactas y precisas, es posible otorgarle la afinación deseada a los sonidos que emita, esto se trabaja después de la función, siendo así, los sonidos que una campana produce tiene estos nombres: hum (subarmonico), segunda parcial, tercera, quinta y nota nominal. Luego, las notas más fuertes quedan ajustadas a intervalos de octavas. De esta manera, se establece una relación correcta entre los diversos sonidos que emite. Para lograr precisión en este proceso, es muy común que se lleguen a utilizar diapasones o dispositivos electrónicos, que sirvan de referencia.

Las campanas de mano

Las campanas de mano son instrumentos percusión antiguos y que aún se mantienen en uso. Existen tres tipos de campanas de mano: las campanas mano inglesas, las neerlandesas y las carrillones. Para su ejecución, el músico de las campanas debe sujetarla en sus manos por el mango y luego agitarlas de arriba hacia abajo. El sonido del instrumento se produce debido a los golpes que el bandajo le da a las paredes internas de la copa.

Las campanas de mano inglesas son las más conocidas por el público en general, poseen un mango de madera y cuero y suelen ser de latón. Las neerlandesas son similares, sin embargo los sonidos emitidos por este tipo de campanillas despiden más y mejores matices. Las campanas carrillones consisten en un juego de campanas dispuestas de tal manera que formen una escala musical y que se hacen sonar simultáneamente.

Download PDF